Donning your shiny new gym membership card and that pedometer bracelet your brother-in-law gave you for the holidays, it should be easier than ever to get the exercise you need. So why does it seem to get more difficult to squeeze in a workout each year?

What if I told you that you could get your exercise while you commute to work? Is that a novel idea or what? Well, not exactly. People all over the DC metro area already bike or walk to work every day. By incorporating your workout into your commute, you can eliminate, or at least reduce, the need to block off even more time to get your exercise. This extra time creates the perfect opportunity for a family dinner, watching a movie, or playing fetch with the dog; something you actually enjoy doing!

If you happen to live too far from work to walk or aren’t comfortable riding your bike long distances, you can always ride or walk the “last mile” to the metro or bus stop and do the reverse on the way home. That way you can still get your heart pumping before your workday is over.

Give it a try sometime. Let me know how it goes.

 Ericka can be reached at eamador@datatrans.org.

 

Ejercicio que Trabaja

Vestido con su nueva tarjeta de membresía de gimnasio y la pulsera de podómetro quien le dio su cuñado para Navidad, debería ser más fácil que nunca para hacer el ejercicio que necesita. Entonces, ¿por qué parece ser más difícil tener el tiempo para hacer ejercicio cada año?

¿Que si le dijera que usted podría conseguir su ejercicio mientras que usted conmuta al trabajo? ¿Es idea novedosa o qué? Bueno, no exactamente. Gente de todo el área metropolitana de DC ya anda en bicicleta o camina al trabajo todos los días. Por incorporar su entrenamiento con su viaje, puede eliminar, o al menos reducir, la necesidad de bloquear aún más tiempo para hacer ejercicio. Este tiempo extra crea la oportunidad perfecta para cenar con la familia, ver una película o jugar con el perro, algo que realmente gusta hacer!

Si usted vive demasiado lejos del trabajo para caminar o no se siente cómodo andar en bicicleta largas distancias, siempre se puede montar o caminar por la “última milla” para el metro o la parada del autobús y hacer lo contrario de camino a casa. De esa manera usted todavía puede obtener su bombeo del corazón antes de terminar su día de trabajo.

Atreverse a intentarlo. Déjeme saber cómo le va.

Ericka se puede llegar a eamador@datatrans.org.